Ojo seco y lagrimeo

ojo seco 3¿Qué es el Síndrome del ojo seco ?

Es una condición bastante frecuente que ocurre cuando los ojos no producen suficiente lágrima, ésta es de mala calidad o se evapora con demasiada rapidez.

Causas

  • Edad
    Aunque se puede observar a cualquier edad, las probabilidades de padecer ojo seco aumentan con la edad y es más frecuente en mujeres.
  • Cambios hormonales:
    Menopausia, contraceptivos, gestación.
  • Factores ambientales:
    viento, sol, sequedad ambiental..
  • Ciertas actividades: lectura, escritura, trabajo con ordenadores. Ya que se disminuye el parpadeo y la película lagrimal se evapora con mayor rapidez.
  • Medicaciones: antihistamínicos, antidepresivos, B-bloqueantes, diuréticos..
  • Determinadas intervenciones oculares.
  • Uso de lentes de contacto.
  • Determinadas enfermedades sistémicas ( Sjögren, Artritis Reumatoide, Lupus eritematoso..)
  • Blefaritis
    ( inflamación de los párpados)
  • Algunas enfermedades cicatrizantes de la superficie ocular

Síntomas:

  • Sensación de tener “arena dentro de los ojos”.
  • Escozor.
  • Ojos rojos.
  • Visión borrosa que mejora después del parpadeo.
  • Lagrimeo: paradójicamente el ojo intenta protegerse fabricando lágrima de forma refleja.

Diagnóstico:

El diagnóstico del ojo seco se puede realizar gracias a el uso de tintes específicos ( fluoresceína) para valorar si existen daños en la superficie ocular y calcular el tiempo que tarda la película lagrimal en “romperse” ( tiempo de ruptura lagrimal). También se puede calcular la cantidad de lagrima producida con unas tiras de papel que se dejan unos minutos dentro del párpado inferior ( Test de Schirmer).

Actualmente nosotros disponemos de la mejor y más objetiva prueba para la detección del ojo seco: LA OSMOLARIDAD LAGRIMAL que calcula la concentración de la lágrima.

tearlab2
Sistema de detección de Osmolaridad Lagrimal TearLab


Tratamiento:

Es importante tratar la posible causa subyacente de la sequedad ocular (enfermedad sistémica, blefaritis, ambiente (humidificador, gafas)). En el caso de la lectura o uso del ordenador se recomienda descansos e intentar aumentar la frecuencia del parpadeo de forma voluntaria.

Las lágrimas artificiales son el tratamiento más utilizado. También se puede usar, en función de cada caso, impermeabilizantes de la superficie ocular, antiinflamatorios como corticoides, ciclosporina, uso de suero autólogo, tratamientos sistémicos con cápsulas ricas en Omega3…

Es preciso individualizar el tratamiento según las características de cada paciente, por lo que es aconsejable la consulta al especialista.


Lagrimeo o Epífora:

¿ Por qué lloran los ojos?

Los ojos pueden llorar por muchas causas, pero generalmente suele ser debido a un exceso en su producción o una dificultad para su drenaje o evacuación.

Dificultad para su drenaje:

Obstrucción:
Generalmente esta anomalía en el drenaje se debe a una obstrucción en alguna zona de la vía lagrimal (conducto que va desde el ojo a la nariz).

En los recién nacidos, suele ser consecuencia de una inmadurez en la funcionalidad de este sistema de drenaje. Acostumbra a corregirse espontáneamente con el paso del tiempo, pero en el caso de que genere infecciones oculares o no se corrija se debe valorar la apertura quirúrgica, generalmente mediante un sondaje.

En los adultos suele ocurrir con el paso del tiempo. Suele ser más frecuente en mujeres de más de 50 años. En ocasiones puede producir infecciones a nivel del saco lagrimal, patología que recibe el nombre de dacriocistitis. En la mayoría de los casos si existe una obstrucción completa es necesaria la realización de un nuevo conducto de salida: Dacriocistorrinostomía

Anomalías en el bombeo o succión de la lágrima hacia la vía lagrimal: En la mayoría de las ocasiones se debe a una alteración en la posición de los párpados, por lo que el tratamiento debería ir encaminado a la corrección de dicha malposición.

Exceso en su producción:
Muchas veces existe un exceso en la producción por procesos irritativos de la superficie ocular. Ante estos procesos irritativos el ojo responde fabricando mucha lágrima con la intención de protegerse. De hecho, aunque parezca paradójico, una de las principales causas de lagrimeo es justamente el ojo seco, por lo que hay que tratar con lágrimas artificiales.

comparte con nosotros