Desprendimiento de Retina

¿Qué es el Desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina es una enfermedad ocular que se produce por la separación espontánea de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) del epitelio pigmentario (capa externa).

Es un problema visual grave que puede ocurrir a cualquier edad, aunque normalmente suele darse en individuos de edad media o en personas de tercera edad. Suele ser más frecuente en personas que son miopes o en aquellos que han tenido anteriormente algún trastorno en la retina.

Es muy importante hacer un diagnóstico lo más rápido posible, ya que las posibilidades de mejoría son mayores si no se llega a desprender la mácula o área central de la retina.

desprendimiento retina 1

Imagen de retina normal

desprendimiento retina 2

Imagen de Desprendimiento de Retina donde se objetivan claramente los desgarros

Síntomas del Desprendimiento de retina

  • Aparición súbita de moscas volantes o un aumento brusco de las ya existentes.
  • Aparición de destellos luminosos. 
  • Visión de una sombra en un lateral del campo visual.
  • Visión de una cortina gris en movimiento en medio del campo de visión.
  • Una disminución repentina de la visión.

desprendimiento retina 3

Tratamiento:

Láser y Crioterapia: La mayoría de los desgarros de la retina deben ser tratados mediante una fijación de la retina a la pared posterior del ojo. Tanto el láser (fotocoagulación) y la crioterapia (tratamiento de congelación) crean una cicatriz que ayuda a fijar la retina en la parte posterior del ojo, evitando el paso de fluido a través del desgarro, impidiendo que la retina se desprenda. Es aconsejable realizar un tratamiento preventivo, generalmente con láser, cuando existen desgarros de retina, aunque aún no hayan provocado un desprendimiento. Este tratamiento preventivo también puede ser útil para pacientes de alto riesgo con lesiones degenerativas periféricas que pueden acabar en una rotura.

Cirugía: Casi todos los pacientes con desprendimiento de retina tienen que someterse a un reposicionamiento quirúrgico de ésta. El método para fijar la retina depende de las características del desprendimiento. Se puede abordar mediante cirugía escleral donde se aplica un cerclaje (anillo) en la pared más externa del ojo para contrarrestar las fuerzas de tracción sobre la retina y ayudar a que ésta se aproxime a su posición normal, o realizar una vitrectomía, técnica quirúrgica donde se extrae el vítreo (el gel que rellena la cavidad ocular) para poder trabajar directamente sobre la retina y poder aplicarla de nuevo. Esta última técnica quirúrgica es usada para varias patologías vítreo-retinianas.

retinopatia diabetica 4

Técnia de vitrectomia

comparte con nosotros